Me gusta ver como el tiempo le va sentando bien a algunas series. No solo encuentro la segunda temporada de Silicon Valley divertida, si no que supera en cuanto a cantidad de humor a la primera. Creo que los personajes se están asentando y tienen sus roles muy bien definidos.

Silicon Valley - Comunidad DNDP
Silicon Valley – Comunidad DNDP

Que tiene Silicon Valley para seguir siendo estelar

La serie en general tiene ritmo, el humor es constante en todas las situaciones que se presentan, de una manera u otra. No hay tiempo de mirar el Whatsapp, o te perderás el chiste, el chascarrillo o alguna parida de Erlich Bachman (T.J. Miller), ¡Qué gran personaje! Sin embargo los constantes rifirrafes entre Bertram Gilfoyle (Martin Starr) y Dinesh Chugtai (Kumail Najiani) son para mí el núcleo humorístico más potente de Silicon Valley. Son capaces de colaborar en la asombrosa creación y optimización de la plataforma de “El flautista” para luego estar luchando y batallando en épicas batallas dialécticas sobre quién tiene más talento o sobre la optimización de la masturbación en masa de una sala de conferencias, matemati-mizando todo el proceso.
Donald ‘Jared’ Dunn (Zach Woods) hereda un papel hecho a medida. En los planos solitarios puede parecer que sigue actuando con Michael Scott en The Office y aunque la autoría de ese personaje se deba a esta serie, Silicon Valley dota a Donald de una nueva vuelta de rosca de este concesivo, un poco neurótico pero eficaz hombre de “negocios”. Un hombre que ha practicado ejercicios de “suelo pélvico” en ambas series algo tiene que haber hecho bien.

Es una top serie

Me recomendaron esta serie como una serie ligera, fácil de ver y es cierto, cumple estos motivos. Pero yo voy más allá, la considero brillante en cuanto a la crítica mordaz hacia los sectores de las tecnologías de la información, hacia el mundo inversor y como no, el retrato del informático. Amigos, no solo es una serie fácil de ver, es una serie que engancha, pues usan el suspense en cada final de capitulo y por supuesto en cada final de temporada y posee profundidad necesaria para escalar puestos entre mis series de humor favoritas consiguiendo codearse con colosos como The Office y Colgados en Filadelfia.