Innovadora, trasgresora, chocante. Muchos calificativos podrían haber sido usados para describir una serie que muere a causa de abusar de su éxito. Sus primeras temporadas muy bien definidas y ejecutadas junto con unas últimas temporadas abusonas nos enseñan que Shameless al igual que otras muchas buenas series, debió tener la sabiduría de parar a tiempo. Parar antes de ser repetitiva. O parar antes de dar giros sin sentido o abusar de lo que, en medidas justas, te hizo tener éxito. Y paso a explicar esto último, pues parezco demasiado enigmático.

Shameless Comunidad DNDP cine
Shameless Comunidad DNDP cine

Shameless en sus inicios: impactante

Esta serie tiene como protagonistas a una familia pobre de 7 componentes que vive en uno de los peores barrios de Manchester. Una familia peculiar cuyo padre, alcohólico y adicto a drogas, vicios, etc no es sino un lastre para una casa sostenida por su hija mayor y una serie de “apaños” y “hurtos” varios de sus hermanos inmediatamente menores. Es una situación dura, con situaciones de humor, sobre todo humor negro.
Shameless es una comedia dramática, es por lo cual su día a día presenta situaciones peculiares y es la manera de sobrellevarlas y en definitiva, la supervivencia del día a día la que nos hará reír, peor también reflexionar. Una convivencia dura con la sombra de los desahucios, servicio de protección de menores, colegio, la comida del día a día. Y es que aquí está el drama. La relación del padre y su familia el cual se dedica a intentar salir de sus tronchantes líos. Un payaso triste.

La “Tragicomedia”: la clave del éxito de Shameless.

Tanto es así que tratan de explotar este método al máximo. Situaciones demasiado descabelladas, des-fidelización de personajes en las que ya nadie es cuerdo o todos apuntan hacia las situaciones absurdas o tan tristes e increíbles que nos resultan frívolas. Shameless comenzó teniendo un perfecto equilibrio entre situaciones cómicas y creíbles y la tragedia. Interacción entre protagonistas fiel y comedida.
Cabe recordar que otras series han preferido parar a tiempo antes que no pasar al olimpo televisivo. Sería injusto comparar Breaking Bad con Shameless pues son series muy distintas pero la filosofía es fácilmente aplicable. ¿Pierden dinero las series si las terminan a tiempo? No estoy seguro. Puedo asegurar que veré la siguiente serie del director de Breaking Bad, eso seguro. Si eso no es suficiente incentivo para una productora de series… en fin. Shameless pudo ser memorable, muy por delante de series sobrevaloradas como Friends o Cómo conocí a vuestra madre (wait comments… haters gonna hate).

Recomendable ver Shameless aunque prescindible a partir de la 4ª temporada

Como bien he dicho antes, la calidad de la serie va en disminución. Aun así recomiendo encarecidamente ver al menos las 3 primeras temporadas que, a pesar de no ser una serie de humor al uso (son 40 minutos de capítulo) es tronchante, fácil de digerir y poco densa. Sabe ponerle un punto de emoción e incluso misterio para que tengas preparado el siguiente capítulo.
Decir que a pesar de que considere esta serie acabada, sigue en antena y hasta donde yo sé no hay pruebas de que vaya a dejar de emitir.

Deja Tu Voto!!

0 puntos
Voto positivo Downvote

Votos totales: 0

Votos positivos: 0

Porcentaje de votos positivos: 0.000000%

Votos Negativos: 0

Porcentaje de Votos Negativos: 0.000000%

Deja un comentario